Recientes rumores afirmaban que los actuales gestores del circuito, el British Racing Driver’s Club (BRDC) estaban decididos a cancelar el contrato que les une con la Fórmula 1 hasta 2019, y así dejar de albelgar el Gran Premio de Gran Bretaña tras la edición de 2017, debido a la poca rentabilidad que aseguran que obtienen de la carrera.

Pero según un comunicado de los dueños del circuito la decisión aún no ha sido tomada. Sin embargo aseguran que solo seguirán con la Fórmula 1 si esta“tiene sentido para nuestra economía”. La decisión se tomará “durante los próximos seis meses”, o lo que es lo mismo, después del GP de Gran Bretaña de 2017.

Esperemos que se pueda salvar el histórico GP británico como ya sucedió con Monza el año pasado. Ya que ambos circuitos juntos a Spa y Montecarlo, no deberían faltar nunca en cualquier calendario de F1.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here